EL COVID-19 PROVOCA NUEVAS TENDENCIAS EN ALIMENTOS.

Antes de la pandemia lo que se pedía era practicidad donde pasar el menos tiempo posible en la cocina. Ahora hay una nueva ola de tendencia, quieren cocinar más.

Se ha visto el aumento en el consumo de harina, aceite y los fideos. Por otro lado, los snacks sufrieron una caída lógica.

La segunda tendencia se trata de la seguridad alimentaria. Desinfectar cada producto comprado y la confianza en empresas más tradicionales que tienen niveles de inocuidad y seguridad ya validados a través de los años. Esto se ha visto reflejado en el gran aumento del consumo de envasado por sobre el producto de panadería tradicional.

La tercera tendencia está relacionada con los productos que fortalecen el sistema inmunológico y los nutrientes asociados.

Debemos estar atentos a los cambios de tendencia en la alimentación, ahí está la clave de nuestro negocio y abrir nuevas oportunidades de mercado.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.