Gracias a la tecnología y la IA se consigue cultivar productos de calidad en espacios reducidos

Con la agricultura vertical se ha conseguido proporcionar a los productos un sabor y una calidad que no se consigue en invernadores. Consiste en que los cultivos se realizan en sistemas de interiores con luz artificial y sin tierra en capas apiladas verticalmente. Se esta forma se consigue maximizar el espacio utilizado y bajo ambiente controlado.

En el uso urbano cotidiano, los huertos verticales presentan grandes beneficios:

-Disminuye la temperatura ambiente.

– Aísla la contaminación acústica.

– Mejora la calidad del aire gracias al proceso de la fotosíntesis y el aroma que desprenden los distintos tipos de cultivos.

Se estima que para el año 2050, la población mundial alcance los 10.000 millones de personas y un 70% viva en entornos urbanos, la agricultura vertical puede solucionar muchos problemas.

Enlace: pincha aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.