Una brigada retira la paja acumulada en la zona sur de La Albufera a consecuencia de las fuertes lluvias de la reciente gota fría para evitar daños ecológicos

Las lluvias provocadas por la reciente gota fría y las restricciones a la quema de la paja del arroz han ocasionado en la mitad norte del parque natural de La Albufera, aguas negras sin oxígeno que amenazan con una elevada mortandad de peces.

Los términos más afectados son desde Sollana hasta Valencia donde las lluvias torrenciales han arrastrado montones de paja que aún no se había podido retirar, y en este año 2020 era el turno de la mitad sur la autorización de la quema de este residuo. Por tanto, la acumulación de la paja arrastrada se está pudriendo desencadenando el fenómeno de la anorexia, que ennegrece las aguas y las deja sin apenas oxígeno.

El ayuntamiento de Valencia ha puesto en marcha una brigada de limpieza para su retirada inmediata

Enlace: pincha aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.