La digitalización de la empresa familiar, un proceso imprescindible que continúa pendiente

Son muy pocas las empresas familiares que han decidido embarcarse en un proceso de transformación digital. La digitalización y las tecnologías virtuales son clave para mejorar la productividad y capacidad de diferenciación pero también la competitividad dentro y fuera de España.

La crisis causada por el Covid-19 ha mostrado el potencial que este proceso transformador tiene en las empresas y ha sido clave para que pudiesen mantener su actividad y el control eficaz de la misma.

Hay que empezar a dar pasos sobre esta línea, adaptarse a las necesidades del negocio y satisfacer mejor las necesidades del cliente. Las herramientas digitales han permitido estar más próximo al cliente, mejorar la gestión de stock y anticipar nuevos modelos de negocio que pueden ir surgiendo. Para ello, se requiere preparación de personal.

CEFUV, AVE, EDEM, IVEFA e IEF contando con el patrocinio de Bankia y Broseta Abogados centran actividades en la docencia, divulgación e investigación sobre los desafíos para mejorar la competitividad de las empresas familiares.

 

Enlace: pincha aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.