Tres lecciones que la industria valenciana ha aprendido del coronavirus

Hay tres cosas positivas que hemos sacado de la crisis del coronavirus que han venido para quedarse: la digitalización, la relocalización de las empresas y movilidad verde. Debemos cuestionar lo viejo, destruir lo que ya no sirve y dar la bienvenida a lo nuevo.

El gerente Diego Romá de la Federación de Polígonos Empresariales de la Comunidad Valenciana dice: “La covid-19 ha implantado en dos semanas procesos digitales que no se esperaban hasta dentro de cuatro años”.

Los gestores de las principales áreas empresariales valencianas están profundamente convencidos de que el teletrabajo ha venido para quedarse y la digitalización es crucial para el futuro.

Los beneficios del trabajo a través de Internet son muy diversos: la conciliación familiar, la reducción de los desplazamientos, en las reuniones por videoconferencia la gente va mucho más al grano y se concentra más fácilmente en el asunto a tratar. Además, la digitalización ofrecerá más posibilidades de actividades colaborativas entre empresas.

También nos han hecho valorar que lo más cercano siempre es lo más seguro. Aunque sea un poco más caro. El futuro apuesta por diversificar proveedores, además es “el comercio de proximidad lo que nos ha salvado de esta crisis”. La covid-19 ha demostrado que cuanto más lejos se esté el abastecimiento, más peligro se corre.

Tampoco podemos olvidar las próximas apuestas de movilidad, las bicicletas y el patinete eléctrico, deberíamos apoyar la construcción de carriles bicis dentro de polígonos y estaciones de bicicletas. Debemos apostar por las formas verdes de movilidad.

 

Enlace: pincha aquí

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.